miércoles, 20 de junio de 2012

Las consecuencias anti-sociales de la pacatería sobre la prostitución

Por Danilo Castelli


Vengo de una charla que se hizo esta noche (organizada por el Ejército de Soñadores) sobre la nueva ley "contra la trata". Expusieron Liliana Montero legisladora provincial por el Frente Cívico, Carlos Vicente asesor jurídico del Concejo de Representantes de Villa Carlos Paz, y Eugenia Aravena secretaria general de AMMAR (Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina) en Córdoba. De las exposiciones y el debate que siguió saco las siguientes reflexiones.

La "ley de trata" de Unión por Córdoba, aprobada por una Legislatura con mayoría levanta-manos, es un síntoma más de la política delasotista de hacer sacar leyes sobre temas sensibles (siempre guiándose con encuestas) en el marco de su proyección presidencial. Esta ley está lejos de desbaratar las redes de trata (que no podrían existir sin la complicidad de políticos, jueces y comisarios); su único efecto práctico es cerrar whiskerías y cabarets y empujar a las prostitutas más profundo en el mundo de la ilegalidad, a la merced de las mafias.

En Argentina hay una gran hipocresía social y política sobre el tema de la prostitución. El "abolicionismo" del Estado argentino funciona en los hechos como prohibicionismo, porque para para abolir efectivamente la prostitución es preciso eliminar o por lo menos reducir bastante las razones que llevan a una mujer o una persona trans a optar por la prostitución como estrategia de supervivencia: exclusión social y discriminación. El estigma moral que pesa sobre las prostitutas, a su vez, agrava aun más esta situación de exclusión social y discriminación. A esto hay que sumarle el hostigamiento permanente que reciben por parte de la policía las mujeres y trans que se prostituyen independientemente. Este hostigamiento las empuja a hacerse explotar por proxenetas a cambio de "protección". Exclusión social, discriminación, estigma moral, abuso policial, y reforzamiento del proxenetismo: estos son los únicos méritos del "abolicionismo" argentino (y lamentablemente algunas feministas "abolicionistas" le hacen el juego).

Quienes ponen un signo igual entre prostitución y esclavitud sexual no dicen o no tienen en cuenta que la trata de personas también se hace para la esclavitud laboral en minas o en talleres textiles clandestinos, y sin embargo a nadie se le ocurriría asociar trata de personas con minería o con la industria textil. Quienes mezclan trata de personas con prostitución están contribuyendo a invisibilizar la trata de personas para otros fines y en vez de aportar claridad aportan moralina.

Quienes se indignan con que las prostitutas se agremien y exijan ser tratadas como trabajadoras sexuales, contribuyen a reforzar el estigma social que pesa sobre las prostitutas (que, como dijo Eugenia, tienen que estar pidiendo perdón por existir todos los días) y son funcionales a quienes quieren seguir excluyendo su voz y voto de las políticas públicas que se les aplican. Quienes consideran a las prostitutas como víctimas que necesitan que las rescaten, están cayendo en una "discriminación positiva" y así impiden que sean consideradas como personas autónomas y sujetos de derecho.

Acepto que moralmente puede hacer algo de ruido considerar a la prostitución como trabajo, pero hoy no creo que haya una alternativa superadora para crear un marco legal que proteja a las personas que optaron por esa estrategia de supervivencia. AMMAR no fomenta la prostitución y es más: tiene programas propios para prostitutas que quieren dejar de serlo. Esos programas se los bancan ellas sin ayuda ni del Estado ni de las ONGs que se rasgan las vestiduras cuando escuchan o leen las palabras "trabajo sexual".

Apoyo la decisión del ejecutivo municipal y de algunos concejales de no adherir a esta estúpida ley provincial (que para colmo extiende las facultades represivas de la policía provincial y el anticonstitucional código de faltas, que es una legislación de apartheid), apoyo la gestión de AMMAR para una ley nacional que acabe de una buena vez con las injusticias derivadas de la hipocresía, y es necesario que se hagan muchas más actividades concientizadoras como ésta, pues vivimos en una cultura muy enferma de prejuicios e ignorancia (y sobre todo ignorancia voluntaria, no ignorancia por falta de medios).

Por último, también creo necesario reflexionar, como lo dijo la última vecina que habló, que esto sucedio porque De la Sota tiene una mayoría parlamentaria que le vota lo que quiere. El ex intendente Carlos Felpeto, siendo legislador de la UCR por Punilla, también votó a favor de este mamarracho. Estoy a favor de que la gente aplique más inteligencia a la hora de votar, pero esto también requiere construir una nueva alternativa política o reforzar las que ya existen.

66 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo. Y ahora se viene....la ley de drogas provincial!!!!!!!!!!!!!!!!!1Luciano

    ResponderEliminar
  2. Anónimo6/7/12 22:08

    No es lo mismo la explotación laboral en las minas que la esclavitud de las mujeres que ejercen la prostitución.No se las criminaliza a ellas sino que se cuestiona que ess prácticas (no un trabajo) refuerzan los mandatos de servi- dumbre y esclavitud de las mujeres dentro del sistema patriarcal que nos rige por lo menos,desde el imperio romano.
    Nada se dice de los clientes, de las actitudes de los varones que pagan para coger.De la superioridad del "macho", que le paga a una "hembra" para que lo satisfaga sexualmente,etc. No sean hipócritas con este nuevo latiguillo que nos quieren hacer creer que la prostitución es un trabajo. ¡Vaaaamos!
    Saludos Ana

    ResponderEliminar
  3. Habría que citar todo el artículo para responderle a Ana, pero hay un párrafo que o Ana no leyó o que no le importa:

    "Acepto que moralmente puede hacer algo de ruido considerar a la prostitución como trabajo, pero hoy no creo que haya una alternativa superadora para crear un marco legal que proteja a las personas que optaron por esa estrategia de supervivencia. AMMAR no fomenta la prostitución y es más: tiene programas propios para prostitutas que quieren dejar de serlo. Esos programas se los bancan ellas sin ayuda ni del Estado ni de las ONGs que se rasgan las vestiduras cuando escuchan o leen las palabras "trabajo sexual"."

    Estaría bueno ver las problemáticas sociales como oportunidad para participar o al menos apoyar a quienes lo hacen poniéndose en los zapatos del afectado, en vez de verlas como una oportunidad para vender el propio discurso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sí leì el pàrrafo y me importa.
      Al escuchar/leer a quienes argumentan a favor y en contra, me surge la pregunta porquè siempre se pone énfasis en la mujer (prostituta o no) y no en el proxeneta.
      Si no cambiamos la actitud machista (que puede adoptar una persona con genitales masculinos, o femeninos, y hermafroditas), o sea imponer o tratar de imponer un pensamiento ùnico, sin considerar a la otra persona un ser con derechos y deberes en plano de igualdad -como mìnimo-, difícilmente evolucionemos como seres dignos.
      He escuchado a personas que ejercen este tipo comercio sexual, que ejercen esa actividad porque salir de pobre o porque no tenìan opciòn para sostener a su familia. Pobre argumento aunque entiendo cuando se dice de un lugar de desesperaciòn.
      En estos casos, a nos como sociedad ¿què hacemos?. ¿Permitimos y apoyamos que se siga explotando a esos seres humanos para satisfacciòn de quienes tienen plata y hacen lo que quieren? ¿Acaso no tienen otros talentos, aptitudes que le generen placer y sustento para sus vidas? ¿placer? para el proxeneta puede ser allì demuestra que ejerce el poder aunque sea por unos minutos; para quien se prostituye, no lo creo.
      Otra cosa que me surge es ¿cómo alguien que junto con otras prostitutas se reunìan para protegerse y dar educaciòn y formas dignas de vida, en CTA a quienes conocì, propogan a la prostituta como "trabajadora sexual"? Cómo cambiaron!
      Me pregunto que hay detràs de estas normas relacionadas con la prostituciòn, la droga, el tràfico de armas,los casinos, las maffias que ahora volvieron a desembarcar en este territorio- cada vez màs parecido a Las Vegas.
      NO le hagamos el juego.Defendamos a los seres en estado de explotaciòn, los màs vulnerables, en consecuencia a nosotros mismos, a la sociedad en esta región.

      Eliminar
    2. Los discursos humanitarios no sirven para defender a las personas, lo que sirven son medidas concretas, entre ellas la lucha política por leyes en favor de las personas desprotegidas.

      Las leyes prohibicionistas, lleven discurso prohibicionista o abolicionistas, no sirven para combatir el proxenetismo sino para marginar aun más a las prostitutas.

      Es casualidad que siempre, SIEMPRE, veo a los abolicionistas en la vereda de enfrente de AMMAR? Militan contra AMMAR, no contra el proxenetismo, y menos aun contra la pobreza.

      Danilo

      Eliminar
    3. Anónimo9/8/12 21:54

      Danilo:

      AMMAR Capital y la Cooperativa Nadia Echazú, por dar sólo dos ejemplos, son abolicionistas y militan contra la pobreza.

      Perpetuar los prostíbulos no combate el proxenetismo ni disminuye la marginalidad.

      Saludos,
      Emanuel Abínzano

      Eliminar
  4. Muy buen artículo. Hya que apuntar a las causas y efectos políticos de esta ley, que se disimulan mucho estando como está ligada a la lucha innegablemente necesaria y urgente contra la trata. Creo que esta ley es tan claramente contraproducente a los efectos mismo de combatir la trata (más allá de todo lo explicado acá sobre la persecusión y exclusión a las trabajadoras sexuales), que no puedo más que pensar que esa contraproductividad, más que generada por negligencia o por falta de análisis, está planificada,- la misma sensación que me generan muchas otras políticas de De la Sota que, aparentando ser proactivas, a sus efectos parecen dirigidas a profundizar y encubrir aún más otros flagelos sociales -ej.su política 'contra' el narcotráfico.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Es sospechoso cuando las posturas que se dicen de izquierda, y que por lo tanto serìa esperable que lucharan por un cambio social, coinciden con las más conservadoras y retrógradas.
    La sensible preocupación por las mujeres en prostitución lo que hace es sacar de la vista a los proxenetas, a los tratantes, a los funcionarios de todo tipo que lucran con el cuerpo de estas mujeres.
    Quién se pone en los zapatos de las niñas que son prostituídas? quién se pone en los de las víctimas de trata de personas? Es no saber del tema pretender que hay separación entre una cosa y la otra. Hay trata de personas porque hay que llenar burdeles de mujeres. Y no vengan con el lugar común de que se esta en contra de la trata cuando se apoya y fomenta la prostitución que es la causa de la trata.
    Sospecho cuando supuestamente por el bien de las mujeres se las quiere dejar en el mismo lugar en el que estan, sospecho cuando no se les ofrecen políticas públicas que les provean de educación, capacitación, trabajo pero sí un cartelito que las llame "trabajadoras" como si esa fuese la solución.
    Además muchos de quienes supuestamente defienden a las mujeres fomentan la prostitución al quererla imponer como una salida laboral ante situaciones de susbistencia ¿esto no es convalidar al sistema de opresión social? ¿estos señores y señoras pùblicamente saldrán a invitar a las jóvenes sin trabajo que se unan a la prostitución? Porque el dinero que es muchísimo, que reciben ciertas organizaciones para hacer loby por la prostitución no es usado para crear fuentes de trabajo, cooperativas de producción NO de prostitución.
    Les aclaro que ademas de Ammar que lucha en favor del proxenetismo, hay otra Ammar, Ammar Capital, Mujeres Argentinas por los DDHH que estando en la misma situación de prostitución luchan por su dignidad, por una salida laboral real que les permita subsistir, que buscan su educación y capacitación. Mientras unas van a los medios para fomentar la prostitución como salida laboral, las otras crearon una escuela primaria abierta a la comunidad. Hay diferencia !!!

    Alberto B Ilieff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me tranquiliza saber que las mujeres de ANMAR que conocí en CTA Capital siguen en la misma senda donde las conocí. Gracias por la aclaración. saludos agualicia

      Eliminar
    2. Es mentira decir que AMMAR Cordoba fomenta la prostitución. Es un asco que tengas que recurrir a calumnias como esa para descalificar una posición que no podés descalificar limpiamente, y eso habla de tu calidad como persona.

      Danilo

      Eliminar
    3. Anónimo9/8/12 21:59

      Danilo:

      las experiencias legislativas reglamentaristas indican que la reglamentación de la prostitución, termina fomentandolá.

      Saludos,
      Emanuel Abínzano.

      Eliminar
  6. Estimadxs: reglamentar la prostitución es en la realidad legalizar el proxenetismo, el rufianismo y la trata. Las explotadas serán así, "trabajadoras", los explotadores "empresarios" la trata "traslado laboral" En los países en donde se reglamento la prostitución se ha aumentado considerablemente todas estas explotaciones y se recrudeció el delito de trata. En nuestro país ya estuvo reglamentada la prostitución y pasó esto que les digo sino lo creen lean un poco de historia, lean "la Polaca" sobre la red de trata que se fomento en aquellas épocas de reglamentación.

    Ningún ser humano consiente su propia degradación, su propia explotación... este es un principio de DDHH.

    Los dineros que el proxenetismo internacional (mediado por el proxenetismo nacional) emplea para someter nuestras mentes y nuestra voluntad, para que aceptemos que la prostitución puede ser "elegida" no tendrán efecto si nos paramos desde la perspectiva del abolicionismo.

    Cordialmente

    Marcela D´Angelo

    ResponderEliminar
  7. ¿Si la Prostitucion es Trabajo y las Prostitutas Trabajadoras Sexuales, entonces lo/as Proxenetas y Tratantes son Empleadores y Empresarios y dejan de ser delincuentes?
    Las personas en prostitución ¿deberán inscribirse en la AFIP, en Ingresos Brutos, en la ANSES, en la ART? ¿Los prostituyentes recibiràn factura deducible de impuestos?
    Las personas que usufructúan del servicio,¿presentarán certificado de buena salud, de vacunaciòn contra la hepatitis, etc? ¿las personas en prostituciòn deberán pasar por controles y desinfecciones varias? porque no los prostituyentes?
    Preguntas que me surgen. Agradecería que alguien me las pudiera responder.
    Cordialmente

    ResponderEliminar
  8. Si entramos a tirar sospechas, a mí me resulta mucho más sospechoso el "abolicionismo" que se hincha la boca con la palabra "patriarcado", jamás menciona resolver el contexto de marginación y discriminación que impide que mujeres puedan encontrar otras fuentes de trabajo.

    Me parece que en algunos comentarios importa más una ideología moral que el real estado de las mujeres y personas trans en esta situación.

    Veo el mismo fanatismo que aparece en el tema de legalización de las drogas y legalización del aborto. El fanatismo de quienes se creen guardianes de la moralidad y preveen la caída de la civilización ante la despenalización de una actividad que ellos condenan.

    Con gente así no tengo nada que hablar ni nada que hacer, porque ya me han juzgado y condenado.

    Danilo

    ResponderEliminar
  9. Anónimo4/8/12 22:29

    Danilo:

    En ningún de los posteos a su nota - ni en ningún otro posteo o texto abolicionista - hay ninguna alusión a cuestiones "morales"; por ejemplo la familia, el pecado, el matrimonio, etc.
    El cuestionamiento a la prostitución es en cuanto forma extrema de violencia de género.

    Usted mismo reconoce que la prostitución está relacionada con un "contexto de marginación y discriminación que impide que mujeres puedan encontrar otras fuentes de trabajo". Pues bien, mantener los prostíbulos no modifica dicho contexto, sino que lo perpetua. El "real estado de las mujeres y personas trans" no mejora porque sigan estando en prostíbulos.

    Los ejemplos sueco y neerlandés contrapuestos no pueden desmentirse. Suecia abolió la prostitución, la "trata" prácticamente desapareció; unas decenas o cientos de casos por año, en contraste con Dinamarca o Finlandia, que, con la mitad de la población que Suecia, tienen una media de 15.000 casos por año. Países Bajos reglamentó la prostitución; la trata creció exponencialmente, y hay el doble de prostíbulos clandestinos que habilitados. Las neerlandesas son las mayores víctimas de trata de la Europa rica y desarrollada; ya que la prostitución es un considerada un trabajo, es más fácil captarlas.
    Estos son los parámetros para este tema y no la Ley Seca estadounidense.

    Emanuel Abínzano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1) Nadie lo dijo explícitamente, pero sí está dicho implícitamente y en actitudes. Por eso yo hago lo que ellos no hacen, y es mencionarlo abiertamente.

      2) Es verdad que el "real estado de las mujeres y personas trans" no mejora porque sigan estando en prostíbulos. Pero eso no quiere decir lo contrario, que el "real estado de las mujeres y personas trans" mejore cerrando los prostíbulos. Al contrario, empeora! Entonces lo que hay que hacer es cambiar la realidad socio-económica que hace que la prostitución sea una estrategia de supervivencia. ESO ES LO QUE HAY QUE HACER, ATACAR EL PROBLEMA DESDE SU RAÍZ! Pero el abolicionismo le esquiva el culo a la jeringa y se llena la boca con patriarcado para evitar hablar del CAPITALISMO.

      3) SON SUECIA Y SON HOLANDA!!! Cual es la situación socio-económica en esos países??? El abolicionismo solo se diferencia en la práctica del prohibicionismo cuando promueve nuevas condiciones socio-económicas. Cuando no lo hace, abolicionismo y prohibicionismo solo se diferencian en el discurso.

      Eliminar
    2. Anónimo8/8/12 1:24

      1) Danilo, ¿en dónde está dicho implícitamente y en qué actitudes? Si no estoy confundido,la moralina condena la prostitución en defensa de la monogamia, la función exclusivamente reproductora del sexo, o cuestiones así. El abolicionismo no es eso. No es una defensa de la familia ni del matrimonio, sino de la libertad de las mujeres - y las trans. El "ejercicio" de la prostitución no es una expresión de libertad, sino de sometimiento.

      2)¿Qué le hace pensar que la situación de mujeres y trans empeora por el cierre de prostíbulos? Lo único que nos hace pensar eso es el "sentido común", construcción de clase que suele frecuentemente ser desmentida por la realidad fáctica. Y mantener los prostíbulos abiertos garantiza que deban ser abastecidos, que se sigan reclutando mujeres y niñas, que quienes estan en prostitución sigan en ella, etc.

      3)Al ser países reglamentaristas, Países Bajos, Alemania y Suiza, por citar tres ejemplos, tienen situaciones peores para las mujeres en situación de prostitución que la Argentina, por mucho desarrollo social que tengan. En Alemania por ejemplo, si una persona rechaza tres ofertas laborales pierde el seguro de desempleo, si una mujer rechaza tres ofertas para prostituirse, por ejemplo; acá no pasa. En Suiza se ha ido bajando la edad legal de iniciación sexual, con lo cual baja la edad para el ingreso a la prostitución.
      No es sólo una cuestión de dinero, que si hay podemos ser abolicionistas y si no lo hay, no. La II República española no era de lo que hoy llamaríamos Primer Mundo y Federica Montseñ llevó adelante los liberatorios de mujeres durante el corto verano de la anarquía. Lo mismo la Revolución Cubana.

      Emanuel Abínzano

      Eliminar
    3. 1) La moralina del abolicionismo la sintetizaste vos en otro post: la prostitución es en sí misma violencia. Desde este punto de vista, toda persona que se prostituye es víctima, aunque ella misma afirme que no.

      2) Es estúpido pensar que por el cierre oficial de los prostíbulos va a terminar con el comercio sexual. Simplemente lo va a hacer más clandestino, y por lo tanto las prostitutas van a estar aun más sometidas a las reglas del hampa, y el Estado no va a controlar nada. El tema de la trata para esclavitud sexual es OTRO TEMA que no voy a mezclar con la prostitución.

      3) Estas comparaciones abstractas con otros países y otras situaciones históricas muy disímiles a la nuestra no sirven, eso es lo que estoy intentando decir. Pero bueno, interpreto que forman parte del discurso aprendido abolicionista el decir "en tales países la reglamentación no contribuyó a terminar con la trata y con la prostitución", mezclando ambos temas a propósito.

      Danilo

      Eliminar
    4. Danilo y demàs varones o personas portadoras de mentalidad patriarcal y/o machista (pueden ser mujeres y trans) pregunto:
      ¿por què siempre se pone el eje en la mujer?
      por què no en quien hace "uso" ?-curiosa expresiòn en lugar de coito- .
      es decir en los que pagan para descargar su semen en otra persona(mujer, varòn, trans) y exigir actos sexuales a su medida de placer.
      ¿por què no trabajar para desarmar la prostitución apuntando a los proxenetas y propiciadores de esta esclavitud como lo es Tinelli por ejemplo?
      ¿Se les tiene miedo?
      He llegado a escuchar a discapacitados motores de que quiere contratar a una mujer/enfermera para servicios sexuales que lo masturbe porque el no puede...es un pobre discapacitado... !!
      He visto escaparse del internado psiquiàtrico (por enfermedd mental no presa) a mujeres que luego las usaron para servicios sexuales. (mucha historia siniestra) Por què no avanzar contra los proxenetas?
      En mi opiniòn hay que proteger a las personas en situaciòn de prostituciòn, desarmando las justificaciones.
      No perseguirlas.
      no estoy en contra de ANMAR, estoy en contra de los proxenetas. El Estado es proxeneta tambièn. la seguimos en otro momento
      Pienselo Danilo
      saludos

      Eliminar
    5. "por què no en quien hace "uso" ?-curiosa expresiòn en lugar de coito- .
      es decir en los que pagan para descargar su semen en otra persona(mujer, varòn, trans) y exigir actos sexuales a su medida de placer."

      Ahí está el núcleo de tu argumento.

      Y sí, estás contra AMMAR porque te ponés del lado de De la Sota y todos los que caretean con este tema.

      Danilo

      Eliminar
    6. no entendiò . quizás mi forma clara de expresarme hace que oscurezca la comprensiòn y se me tilde de lo que no soy.
      Esos tèrminos empleados son los que escucho en los prostituyentes desde mi tierna infancia. Y las mujeres con vergüenza y en voz baja usaban esa expresión "hacer uso" Lógicamente entendí de mayor què significaba. Ahora se reglamentará el "uso, la práctica de los burdeles" -no me respondió a la serie de preguntas formuladas dìas pasados-
      Y la mentalidad machista/patriarcal/matriarcal/autoritaria exige el placer a medida de quien tiene dinero, poder y "hace lo que quiere"
      De la Sota? Vade retro!
      De la Sota y todos los amos, sean polìticos, comerciantes, gigolos, madamas, curas, sacerdotes de cuanta iglesia que justifique y oculte a sus proxenetas, violentos. Vade retro!
      Vade retro todo quien conserve una célula autoritaria y no se atreva a reconocerla.

      Vade retro

      Eliminar
    7. Anónimo9/8/12 23:14

      Danilo:

      1) afirmar que la prostitución es violencia no es moralina. Muchas mujeres en situación de prostitución y sobrevivientes de prostitución lo viven así. Durante la década del '90 en Occidente se conoció que en Jordania - y algunas zonas de Siria - existía la ancestral costumbre de que las mujeres violadas fuesen asesinadas por sus propias familias, para limpiar el honor familiar, mancillado porque ellas habían provocado a sus violadores. Ante la presión occidental, el estado jordano lo solucionó encerrándolas en cárceles, para que sus familias le diesen alcance. Algunas de esas mujeres entrevistadas por periodistas occidentales manifestaron que estaba bien que sus familias las matase. ¿Sería moralista - o moralinista - decir que esas mujeres estaban equivocadas, opinar por ellas, decidir por ellas? El hecho de que algunas mujeres y trans en situación de prostitución no admitan la violencia que padecen se explica por el síndrome de Estocolmo y la indefensión aprendida.

      2) El cierre sólo de los prostíbulos no va a terminar ni con la prostitución ni con la trata. Pero mantenerlos abiertos tampoco, ni siquiera va a terminar con la trata; dado que la finalidad de ésta es abastecer los prostíbulos. Las experiencias concretas, no abstractas, de reglamentación indican que ésta aumenta la clandestinidad en lugar de disminuirla, es un dato duro de la realidad, repito el ejemplo de que Países Bajos tiene el doble de prostíbulos clandestinos que habilitados, lo mismo sucede en Victoria, étc. ¿Por qué acá sería distinto?
      El argumento de una pérdida de control por parte del estado es insuficiente. La esclavitud fue abolida y sigue habiendo casos de personas que son esclavizadas. Obviamente clandestino todo. Nadie reglamentaría la esclavitud para combatir la "clandestinidad".
      Según la OIM, que es reglamentarista, en Argentina el 90% de la trata es de mujeres y niñas para la prostitución. La relación de trata y prostitución es excesivamente estrecha, como para no pensar que son la misma cosa.

      3) ¿Con qué debiésemos comparar? ¿Con Uruguay?

      4) Estar con AMMAR Capital, con Sonia Sánchez, con la Cooperativa Nadia Echazú, etc. no es estar con De la Sota. Es un argumento maniqueo y simplista.
      Es como decir que si alguien no estaba con el gobierno en el 2008 durante el conflicto por la 125 era golpista.

      Emanuel Abínzano

      Eliminar
    8. Anónimo9/8/12 23:15

      Fe de erratas: quise decir "para que sus familias NO le diesen alcance".

      E. Abínzano

      Eliminar
  10. Anónimo5/8/12 19:08

    Me parece muy acertado centrar la discusión en el fondo, no en las consecuencias partiendo de la frase: "lo que hay que hacer es cambiar la realidad socio-económica que hace que la prostitución sea una estrategia de supervivencia. ESO ES LO QUE HAY QUE HACER, ATACAR EL PROBLEMA DESDE SU RAÍZ!"
    Cerrar los prostíbulos o dejarlos abiertos o reglamentarlos NO modifica esa realidad socio-económica.
    El abolicionismo apunta a esas realidades considerando que la prostitución es el emergente de situaciones sociales.
    El patriarcado es uno de los modelos explicativos que en este momento histórico necesariamente debe completarse con la crítica al capitalismo en su etapa neoliberal. Ambos momentos teóricos deben ser la base para la acción. Abolir la prostitución apunta también a esta crítica.
    Reglamentar lo que es una de las bases simbólicas y económicas del sistema capitalista (la trata de personas provee alrededor de 32.000 millones de dólares al año y no hay un estimado de los ingresos por la prostitución, pero son considerados tan elevados como aquellos; simbólicamente representa al modelo de explotación en el que el cuerpo -del trabajador, de la mujer- son la máquina, la fuente de riqueza del patrón o dueño) dado que ese dinero ingresa a los bolsillos de funcionarios públicos, tratantes, proxenetas y es lavado financieramente y reconvertido en empresas legales. Favoerecer esto no es precisamente un acto de cambio social.
    Las mujeres y las niñas, en la prostitución reglamentada o no, no pueden ser las variables económicas del sistema, la caja negra de políticos, empresarios y policías.
    Alberto B Ilieff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo6/8/12 15:17

      Yo veo muy poco al abolicionismo hablando sobre la realidad socio-económica y de marginación y más hablando sobredimensionadamente del patriarcado y mucho más dispuesto a la caza de "prostituyentes" que combatiendo al prohibicionismo del que dice diferenciarse.

      Veo un alto nivel de irracionalidad y negación cuando se dicen cosas como que la reglamentación no va a acabar con la prostitución, cuando jamás se habló de eso. La reglamentación es apenas empezar el abordaje de la situación quitando uno de los escollos y estigmas EXTRAeconómicos que sufren las prostitutas, que es el abuso policial que las empuja a buscar la "protección" de un proxeneta que arregle con la cana.

      Veo también que se sigue mezclando irracionalmente prostitución y trata, respondiendo como si alguien hubiera sugerido reglamentar la trata!!!

      Y se remata con discursos moralistas contra la mercantilización de personas como si alguien la hubiera apoyado.

      Es muy difícil cualquier tipo de diálogo cuando únicamente hay voluntad de hacer monólogo.

      Danilo

      Eliminar
    2. Anónimo8/8/12 1:41

      Danilo, sucede que las experiencias reglamentaristas concretas enseñan que la reglamentación sostiene, fortalece, potencia e institucionaliza tanto la prostitución, como la trata. En los países donde se reglamentó - la Argentina entre 1875 y 1936, por ejemplo - la trata se consolidó. Las cooperativas son anecdóticas. Y esto por hablar sólo de trata, cuando la prostitución es en sí misma violencia.

      Emanuel Abínzano

      Eliminar
    3. No estoy para nada de acuerdo que la prostitución es en sí misma violencia. Ese es un criterio ideológico que perjudica la lucha contra la violencia de género, ya que si todo es violencia, nada es violencia.

      Sobre la reglamentación, repito:

      "Veo un alto nivel de irracionalidad y negación cuando se dicen cosas como que la reglamentación no va a acabar con la prostitución, cuando jamás se habló de eso. La reglamentación es apenas empezar el abordaje de la situación quitando uno de los escollos y estigmas EXTRAeconómicos que sufren las prostitutas, que es el abuso policial que las empuja a buscar la "protección" de un proxeneta que arregle con la cana."

      Si se reglamenta la prostitución y no se combate la trata, eso no significa que la reglamentación en sí misma fortalece la trata!

      La lucha contra la trata debe ir por otro carril, y mientras no entiendan eso y por una cuestión ideológica sigan vinculando las dos problemáticas, toda la militancia que puedan tener ustedes se va a resumir en anti-reglamentarismo y nada más.

      Pero la diferencia fundamental está en el primer párrafo. Quien por criterios ideológicos considera que la prostitución es en sí misma violencia, entonces se va a obsesionar con acabar con la prostitución de cualquier forma, sin importarle si sus decisiones y posiciones agregan más sufrimiento a las prostitutas reales. Quien tiene ese punto de vista termina militando contra las meretrices organizadas, uniendo fuerzas a los prohibicionistas y jugando para políticos oportunistas como De la Sota.

      Danilo

      Eliminar
    4. ¿¿¿La prostitución no es violencia???
      que lo parió dirìa el Mendieta (perro de don Inodoro Pereya -Fontanarrosa)
      Si es así señor Danilo invierta a su novia/ mamá/hija/pareja en tan rentable negocio y satisfactorio para quien se deja prostituir...
      Lo que es el machismo que se ve en el afuera, y no cuando se es portador (sano?) de machismo/patriarcado/autoritarismo

      Eliminar
    5. Respondés como una de las fanáticas contra el derecho al aborto, "que pensarías si tu mamá te hubiese abortado a vos".

      Acabás de demostrar que tu militancia es anti-reglamentacionismo y nada más.

      Danilo

      Eliminar
    6. prefiero argumentaciones no calificaciones
      Ud lo pensó? piensa en sus congèneres prostituyentes?

      Eliminar
    7. "Ud. se arrepiente de sus pecados?" es lo que escucho.

      Eliminar
    8. Anónimo9/8/12 23:35

      Danilo:

      Lo de la calidad (o condición) de violencia de la prostitución ya lo contesté, pero lo repito: muchas mujeres y trans en situación de prostitución y sobrevivientes de prostitución lo refieren así.

      Los estados que reglamentaron la prostitución tienen legislación contra la trata; las cuáles vienen fracasando, porque precisamente la trata es para abastecer los prostíbulos y éstos están habilitados.

      El sufrimiento de las mujeres no es menor porque los prostíbulos permanezcan abiertos.

      Nadie habla de pecados. El pecado es una ofensa contra Dios. Y acá estamos lejos de defender deidades, hablamos de seres humanos concretos. El consumo de prostitución no es un pecado, es ejercer violencia sobre otro ser humano.

      Ya que hablamos del aborto, los "pro-sex" defienden tanto el sexo, como los "pro-vida" defienden la vida.

      E. Abínzano

      Eliminar
  11. Anónimo9/8/12 14:27

    Danilo, no hay un “abolicionismo” sino distintas formas de encarar esta problemática. Un tema social complejo puede ser visto desde distintos ángulos, el patriarcado es uno de ellos. Las respuestas que leo en este blog demuestran ir mucho más allá de lo patriarcal, yo mismo he hablado de las condiciones sociales de producción de prostitución. El abolicionismo sería muy inocente si supone que anulando el patriarcado dejarían de existir excluidos/as, discriminación étnica, discriminación por elección sexual, lucha de clases, etc.
    En cuanto a la persecución policial me remito a las sociedades dónde se ha reglamentado la prostitución, la situación ha empeorado, sería largo aquí exponer las consecuencias, pero la “explotación” allí continúa, los dueños del capital que pueden montar departamentos o burdeles siguen teniendo el poder sobre las mujeres y son los que pactan con los estamentos de poder, o sea que directa e indirectamente con su cuerpo las mujeres siguen aportando a la riqueza de estos señores.
    De paso te aclaro, aunque no lo nombras directamente, que el estigma social no ha variado en estos países. Una situación social no se modifica por que le cambiemos el nombre, lo mismo sucedió en Argentina en su época reglamentarista, veamos lo que sucede en España que tiene un régimen que sin ser reglamentarista no es abolicionista.

    Otro punto: separar trata de prostitución es romper con la lógica del pensamiento. La trata es el proceso mediante el cual se “obtienen y llevan mujeres, niñas, niños” para nutrir los burdeles. La trata de personas por sí misma no tiene sentido, ¿para qué se haría todo esto? La trata es un medio, no el fin, por eso todas las leyes ya sea nacionales o internacionales aclaran expresamente la finalidad. Si la trata no tuviera esta finalidad, que alguien me explique para que engañaría, transportaría, alojaría a alguien si después no haría nada con esa persona….
    Y no es una postura intelectual, es el resultado que se ha obtenido en los países reglamentaristas, la trata ha aumentado notoriamente, repito, no es una construcción intelectual, los mismos gobiernos lo reconocen, sino veamos las políticas que actualmente están llevándose a cabo en Alemania en este sentido.

    Contesto otro punto de tu comentario: calificar los discursos es un modo de inhabilitar los argumentos, calificar los dichos de “moralistas” no es argumentar. En todo caso, y hablo de mi postura personal ante la vida, soy un hombre moral, mi ética esta basada en los derechos humanos, en la búsqueda de la no violencia, si esto es lo que llamás “moralista” lo acepto, pero no quiero que esto niegue que buscar la reglamentación de la prostitución es aceptar socialmente que un grupo de personas que tienen sus derechos vulnerados, como forma de sobrevivir tengan que exponer su cuerpo como si fuera un objeto para que alguien se satisfaga en él. La reglamentación no varía estas condiciones de vulnerabilidad, simplemente las estabiliza y las naturaliza.

    Danilo, decís que la prostitución no es violencia, me gustaría que me aclarases tu punto de vista sino queda como un enunciado.
    Alberto B Ilieff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde ya el método del que partís es falaz. Estamos hablando de una sola medida (reglamentar o prohibir) como si ella por sí sola solucionara o complicara el problema.

      Es obvio que este tema necesita una batería de medidas, un plan integral. Entonces, si se cita el caso de un país donde solo se hizo la reglamentación y después no se hizo más nada como un ejemplo de que la reglamentación no sirve. Es como decir que la reglamentación de la jornada laboral de 8 horas no sirve porque en los países donde se hizo los capitalistas siguen explotando a los empleados, es un pensamiento muy pobre.

      Separar trata de prostitución es romper con la lógica del pensamiento... abolicionista. La trata también se usa para reclutar trabajo esclavo en la industria textil, hay que abolir la industria textil?

      El moralismo del que hablo es el que subyace a la afirmación de que la prostitución es violencia. Como dice un comentario de otro blog que voy a pegar, este moralismo lo que condena es "operar con las zonas del cuerpo que la tradición cristiana y patriarcal de nuestra sociedad designó como sagradas – particularmente las femeninas- sustrayéndole la posiblidad a la mujer de decidir por sí misma qué valor asignarle a su cuerpo".

      Por eso todo el tiempo mezclan trata y prostitución, para evitar hablar de la prostitución como comercio y como trabajo, y eso también es porque ustedes consideran que el comercio y el trabajo como algo intrínsecamente bueno y no como estrategias de supervivencia en una sociedad capitalista.

      Si la prostitución es violencia, entonces cualquier forma de trabajo es violencia si está hecho bajo coerción económica (necesito trabajar para pagar lo que necesito para vivir).

      Danilo

      Eliminar
    2. Exactamente Danilo. cualquier forma de trabajo es violencia, en cuanto no es una actividad que brinde satisfacci`n por el trabajo mismo. Seguimos en esclavitud y no se reconoce que somos esclavos del mercado y de necesidades ficticias, que nos inyectan subliminalmente desde hace años Marketing le dicen ahora
      la prostituciòn es màs violento aùn porque interviene en el cuerpo. Y los cuerpos de la mujer y los niños en especial han sido y siguen siendo campo de batalla y de ejercicio /demostración de poder.
      Pensemos no nos pongamos calificativos que los dos por lo menos Danilo y Agualicia estamos del mismo lado. Pensemos

      Eliminar
    3. Agualicia, si estamos del mismo lado por qué me condenás y me ponés de la vereda de enfrente...

      Danilo

      Eliminar
    4. Danilo, estamos del mismo lado porque estamos intentando proteger en lo concreto a las personas en prostitución.
      ¿yo pronunciè una condena?

      agualicia

      Eliminar
    5. Digo personas en prostituciòn porque muchas mujeres y varones prostituyentes pagan a jòvenes para tener relaciones sexuales. Los seducen con el poder y el dinero . ya conocemos la historia.
      Cda quien que se acueste con quien se le dè la gana en forma libre,y por gusto; no empujado/a por necesidad para comer o las justificaciones que sean .
      saludos
      agualicia

      Eliminar
    6. Anónimo9/8/12 23:45

      La trata para explotación laboral es anecdótica en Argentina, el 90% es para prostitución. La cifra a nivel mundial no es muy diferente.

      Ni en el comercio ni en el trabajo - que considero nefastos en sí mismos, independientemente de sus condiciones - se violenta la integridad corporal. Somos nuestros cuerpos, no hay escisión entre el cuerpo y la mente. No hay trabajo ni comercio que consista en que una de las personas intervinientes sea penetrada por sus orificios corporales y/o reciba eyaculaciones.

      E. Abínzano

      Eliminar
    7. "No hay trabajo ni comercio que consista en que una de las personas intervinientes sea penetrada por sus orificios corporales y/o reciba eyaculaciones."

      Por qué no empezaron diciendo eso. Esa indignación moral es la que está en el núcleo de vuestra posición, no las estadísticas de países reglamentaristas ni la trata de personas.

      Danilo

      Eliminar
  12. Pego acá un comentario al que suscribo 100%.

    Jo Alea dijo:
    julio 3, 2012 a las 11:37 am


    En primer lugar: la prostitución va de la mano de la pobreza y la marginalidad tanto como cualquier otro trabajo precarizado. El albañil, la empleada doméstica, el trabajador textil, el minero; existe una cantidad innumerables de trabajos a los que, en la medida en que cada uno es “libre” de elegir su trabajo, están asociados a marginalidad y pobreza. Sin embargo no pesa sobre las personas dedicadas a estas otras actividades la acusación de estar actuando bajo falsa conciencia, bajo el engaño, cuando dicen estar eligiendo voluntariamente. Se da esto por la particularidad del trabajo sexual, que vos llamás prostitución, de operar con las zonas del cuerpo que la tradición cristiana y patriarcal de nuestra sociedad designó como sagradas – particularmente las femeninas- sustrayéndole la posiblidad a la mujer de decidir por sí misma qué valor asignarle a su cuerpo.

    El patriarcado se apoya, en un plano mucho más profundo y menos cómodo que la moralina cristiana que subyace al superficial discurso abolicionista, en apropiarse del cuerpo de la mujer designando su valor, sus roles y su lugar, permitiendo que sean Estado, Iglesia, sociedad, todos dueños del cuerpo de la mujer menos ella misma. Así, designa a la relación sexual como acto intrínsecamanete denigratorio que pone al hombre por encima de la mujer, por lo cual este acto tiene que ser ‘protegido’ por una batería de conceptos como “sentimiento”, “dignidad”, etc.

    Si realmente interesa desmontar el patriarcado, hay que analizar el discurso subyacente que fundamenta en la sexualidad una esencia metafísica donde residen los valores de dignidad, persona, sujeto. Sólo en este sentido el trabajo sexual es menos digno (asumiendo que existe tal cosa como trabajo digno) porque opera con las zonas de la sacralizada sexualidad.

    Y acá cabe recordar que sobre ese discurso esencialista sobre la sexualidad se apoyan todas las naturalizaciones que dieron y dan lugar a la opresión y segregación de la mujer así como de todas las sexualidades divergentes de la heternorma.

    Más allá cuán sagrada consideran las abolicionistas que son sus vaginas reservadas al amor, efectivamente existen mujeres que prefieren trabajar con su sexo intercambiando sexo por dinero. Están, por ejemplo, las mujeres nucleadas en AMMAR Córdoba, un colectivo organizado que está luchando desde hace años por el reconocimiento del trabajo sexual para lograr las protecciones legales de que goza el trabajo reconocido. A menos que decidan subestimar y desechar de plano la voz de cualquier mujer que piense diferente a ustedes, me pregunto qué opinión les merece a ustedes las abolicionistas la voz de AMMAR.

    Por otro lado, está la cuestión de la trata. Confundir trabajo sexual y trata no sólo es un atentando contra las mujeres trabajadoras sexuales (un atentado contra sus voces y sus cuerpos buscando eliminarlas -como siempre lo hizo el Estado, y cierto “feminismo”- haciendo de cuenta que no existen o que son animales sin voluntad de decisión), sino que es condición de funcionamiento del negocio de la trata cuando se traduce en decisiones políticas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La segunda parte:



      No regular el trabajo sexual implica por un lado 1) negar la posiblidad de protección laboral básica como seguro de salud, pensión jubilatoria, recibo de sueldo a las trabajadoras sexuales, pero también 2) permanecer en la situación en que las trabajadoras sexuales pueden ser perseguidas por la policía y el trabajo sexual criminalizado, y así 3) seguir expulsando al trabajo sexual a una zona de clandestinidad donde la trata tiene su nicho. Si el trabajo sexual fuera regulado, la trata se reduciría la clandestinidad y con ella el mercado negro y la trata que se abren con la persecución del trabajo sexual. En cambio, suceden cosas como acá en Córdoba, donde la ley de trata tuvo como medida principal el cierre de prostíbulos. Con una medida como esta (en una ley para ‘reducir la trata’ que ni siquiera contempla la creación de fuentes de trabajo para las trabajadoras sexuales que ven suprimida su única fuente de ingreso; de nuevo, eliminarlas) se fomenta la creación de zonas de clandestinidad todavía mayor, zonas liberadas que no pueden si no ser absolutamente funcionales al ejercicio del crimen organizado. El Estado se encarga de designar una zona de exclusión -“no va a haber más prostíbulos”, sin en ningún momento se encargarse de las trabajadoras sexuales que quedan en la calle, con lo cual esa población de trabajadoras se ve eyectada a trabajar en un espacio invisible, donde toda violencia es posible y donde la trata puede cultivarse de forma todavía menos vigilada. Por supuesto que las estructuras necesariamente ligadas a la policía, la justicia y la política de las redes de trata quedan intactas; pagan las trabajadoras sexuales perseguidas mientras esto funciona como fuegos artificiales para la sociedad que cree que con medidas así algo cambia en sentido estructural.

      En definitiva: lo más insensato del abolicionismo es la anulación de la voz de un grupo de mujeres que este “ feminismo” no deja de tratar de aniquilar (será porque se encuentra tan anclado en las premisas de la sexualidad metafísica que sostienen el patriarcado como el patriarcado mismo) por un lado, y por otro el profundo desconocimiento de la diferencia entre la trata de personas, que supone un sometimiento involuntario y absolutamente violento, frente al trabajo sexual de quienes lo eligen tan “libre y sanamente” como alguien puede elegir un trabajo. Y si no creen que alguien lo pueda elegir, quisiera verlas dialogando cara a cara con las chicas de AMMAR y verlas decirles mirandolas a los ojos “no, lo que vos decís que elgís no lo elegís, estás engañada; te lo digo yo”.

      Eliminar
    2. Anónimo10/8/12 0:00

      Jo Alea debe informarse sobre Suecia, sobre Países Bajos, Alemania, étc.
      Sus afirmaciones estan desmentidas por la realidad.

      Por otra parte, el abolicionismo no dice que el sexo está reservado sólo al amor; también al placer. Pero en la prostitución la mujer no goza, está sometida a las órdenes del prostituyente, y el ejercicio sostenido en el tiempo de la prostitución hace que pierda la sensibilidad, padezca dolores crónicos y no desea ser tocada ni con una caña de pescar, como se suele decir.

      Podemos devolverle la pregunta a Jo Alea: ¿qué consideración le merecen las opiniones de AMMAR Capital o de Sonia Sánchez?

      E. Abínzano

      Eliminar
    3. E. volvés al caballito de batalla de Suecia, Países Bajos, etc. y estás esquivando todo lo otro que dijo Jo.

      Veo muy mala leche en este debate.

      Danilo

      Eliminar
    4. ¿Dónde hay mala leche, Danilo?

      No esquivo lo que dijo Jo. No regular la prostitución es evitarse todo lo que sucede en los países reglamentaristas. Hablo de los lugares donde rige la legislación que uds. quieren en Argentina. Es contraproducente. No hay nada que indique que si fue negativa allá - y en Argentina entre 1875 y 1936 - acá y ahora vaya a ser distinto.

      E.

      Eliminar
    5. Hay mala leche porque sieeeeeeeeeempre lo mismo con el tema de la reglamentación. Siempre la misma falacia de decir que nosotros creemos que con la reglamentación sola ya se soluciona todo. Ustedes no escuchan realmente al interlocutor, son militantes y nada más. Tienen un conjunto de respuestas prefabricadas.

      Danilo

      Eliminar
    6. A ver Danilo: los estados reglamentaristas tienen legislación anti-trata, y fracasa. Fracasa porque los prostíbulos están reglamentados y la trata es un medio de abastecer los prostíbulos. La trata ha aumentado y se ha enraízado en Países Bajos, Alemania, Suiza, Grecia, el estado australiano de Victoria, etc., como sucedió en la Argentina entre 1875 y 1936. Y no hay - ni hubo - "cooperativas". ¿Por qué sería distinto, que hay de diferente en lo que propone AMMAR-CTA?

      e.

      Eliminar
    7. Otra vez lo mismo: "en los países que reglamentaron pasó tal cosa". No hay posibilidad de avanzar en ningún diálogo así. Sigan militando contra AMMAR, cuando se presente una ley para reglamentar el trabajo sexual ustedes hagan frente con la Iglesia y con todos los otros que quieren seguir estigmatizando a las prostituas.

      Danilo

      Eliminar
    8. Danilo: ustedes también militan contra AMMAR; AMMAR Capital, en vuestro caso.

      Si no se reconoce la realidad fáctica de las experiencias reglamentaristas, por supuesto que no hay posibilidades de avanzar en un diálogo.

      e.

      Eliminar
  13. Anónimo9/8/12 15:18

    En Uruguay la prostitución es legal y también hay trata de personas. Según el Observatorio, en el período 2005-2008 el principal destino de las personas tratadas que entran al país fue "EXPLOTACIÓN LABORAL, SERVIDUMBRE Y PRÁCTICAS ESCLAVISTAS, QUIENES SON MAYORITARIAMENTE HOMBRES PROVENIENTES DE BOLIVIA, CHINA, INDIA, PAKISTÁN Y PARAGUAY.". En cambio, el principal destino de las personas tratadas que salen del país es "LA EXPLOTACIÓN DE MUJERES ADULTAS URUGUAYAS EN LA PROSTITUCIÓN FORZADA EN ESPAÑA, ITALIA Y ARGENTINA".

    Esto quiere decir que en Uruguay (donde la prostitución es legal) se secuestran personas para prostituirlas a la fuerza, pero no son prostituídas ahí mismo sino que son enviadas a tres países donde la prostitución no está legalizada.

    Conclusión: no está de modo alguno probado que en un país culturalmente similar a Argentina la legalización de la prostitución genere un medio apropiado para prostituir personas a la fuerza sino que la evidencia indica exactamente lo contrario.

    ¿Y por qué Argentina? Cita del informe 2012 sobre trata de personas (párrafo dedicado a Argentina): "la significativa cantidad de manifestaciones que dan cuenta de la supuesta complicidad de algunos funcionarios de gobierno en el ámbito local y nacional impidieron avances más sustantivos en la lucha contra la trata".

    Asimismo es relevante el siguiente párrafo: "Argentina es un país de tránsito para mujeres y niñas extranjeras víctimas de la trata con fines de explotación sexual en Chile, Brasil, México y Europa Occidental". ¿Qué tienen en común Brasil, México y Argentina? Mafias poderosas que o bien están aliadas con funcionarios del Estado o bien constituyen un Estado paralelo. ESTA es la verdadera clave para entender por qué prospera la trata. No es "sin clientes no hay trata" es "sin mafias aliadas con los gobiernos y la policía no hay trata".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo10/8/12 0:11

      Anónimo o anónima comentarista:

      no dice en ningún lado que no haya casos de trata para prostitución interna.

      ¿Por qué no lo habría en Uruguay, siendo que si los hay en los demás estados reglamentaristas? Dato curioso. Sería uno de los pocos sitios de la tierra con trata cero.

      Por otro lado, es comprensible que sea más fácil captar personas para la trata, dado que es más fácil captarlas para la prostitución, si es un laburo común y corriente como cualquier otro. Las personas que terminan en el extranjero, no todas van secuestradas o engañadas.

      De todos modos, debemos investigar más sobre Uruguay.

      E. Abínzano.

      Eliminar
  14. COMUNICADO DE AMMAR "NOS ENTREGAN A LAS MAFIAS"

    Una ley que confirmaría la hipocresía y la doble moral de los legisladores de Río Negro.

    La Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina expresa su rechazo a que se apruebe en el día de mañana el proyecto de ley que supuestamente es para la lucha contra la trata de personas en la provincia de Río Negro.
    Esta ley seguiría criminalizando a las mujeres que ejercemos el trabajo sexual, cuando en realidad existen mecanismos de sobra para combatir la trata de personas en el código penal. Este tipo de leyes colaboran a clandestinizar aún más nuestra situación empujándonos a tener que trabajar en condiciones desiguales con redes que nos “darían protección”.

    Representantes de la conducción nacional de AMMAR y compañeras de la provincia, mantuvimos ayer una reunión con las legisladoras que impulsaron este proyecto para manifestarles nuestra preocupación por esta medida. Ammar expresó la necesidad de que se garantice el respeto en particular a nuestro derecho a decidir sobre nuestro propio cuerpo y proyecto de vida y no querer legislar sobre las conductas morales.

    Si realmente no quieren vulnerar los derechos de las trabajadoras sexuales autónomas, las y los legisladores que se jactan de trabajar por los derechos humanos deberían aclarar en sus proyectos contra la trata, que también existen personas mayores de edad que por propia voluntad optan por esta actividad y que al margen de las campañas antitratas es necesario resguardarles sus derechos.

    Por nuestro lado, queremos dejarles en claro que cuando exigimos más derechos para nuestra población, no estamos exigiendo una maquina de coser, ni que nos busquen alternativas laborales , nosotras somos trabajadoras sexuales y nos reconocemos como tales y así queremos que nos reconozcan y nos respeten.

    El ex presidente de la Nación, Néstor Kirchner sentó precedente en el reconocimiento de nuestro sector cuando en el decreto 10806/2005 que aprueba en Plan Nacional Contra la Discriminación en la Argentina, en su articulo 17: “Derogar los artículos de todos los Códigos Provinciales y Municipales con figuras contravencionales "abiertas" (falta de moralidad, escándalo en la vía pública, merodeo, prostitución, etc.) que otorgan facultades a la policía para realizar detenciones sin intervención judicial previa” y articulo 18: “Promover la sanción de una ley tendiente a amparar a las mujeres trabajadoras sexuales, reconociendo su derecho a jubilación y seguridad social”.

    Como el resto de la población luchamos por terminar con los tratantes, pero a su vez pedimos no mezclar nuestro trabajo con este delito para no victimizar a quienes no son tratadas, bregamos por el fin de la explotación del trabajo sexual ajeno y el enemigo nos mostró la impunidad con la que cuenta, ya que esas luchas nos han costado la vida de nuestra compañera Sandra Cabrera.
    Aún así no nos han callado, pues luchamos convencidas de que lo que reclamamos es nuestro derecho.

    Desde AMMAR exigimos que se persigan verdaderamente a los proxenetas y tratantes, que no podrían existir sin la complicidad del poder político, judicial y policial y aplicando las leyes vigentes.

    Contactos para la prensa:

    Elena Reynaga, Fundadora de Ammar: (011) 15 44 21 22 01
    Georgina Orellano, Secretaria Adjunta de Ammar Capital: (011) 15 53 17 74 64

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo10/8/12 0:17

      Si no estoy mal informado la ley rionegrina es para cerrar los prostíbulos... Bueno, en éstos aunque no haya trata, hay proxenetismo...

      E. Abínzano

      Eliminar
  15. Me da la sensación de que quienes se horrorizan ante la categorización de la prostitución como trabajo sexual no tienen ninguna crítica del trabajo, piensan que el trabajo es una actividad digna. Solo ven alienación, explotación, y humillación en el trabajo sexual, y se enojan si se les dice que también existen en otros trabajos.

    Solo ven patriarcado y no ven capitalismo. Le llaman violencia de género a la explotación capitalista que sufren las mujeres, y de esa manera contribuyen a desdibujar el concepto de violencia de género (los anti-feministas, agradecidos). Si fueran coherentes, tendrían que ver al patriarcado en toda explotación que sufre la mujer, incluso cuando es una abogada y cobra igual que un varón.

    Pero acá el tema central es otro. El tema central es una MORAL aplicada a ciertas partes del cuerpo (femenino), y hasta que ese tema no se blanquee, hay pocas posibilidades de un diálogo sincero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Danilo, tengo el “Manifiesto contra el Trabajo” de Robert Kurtz y “El derecho a la pereza” de Paul Lafargue; si quiere se los paso.
      Pero, por nefasto que sea el trabajo, no consiste en ver vulnerada la integridad corporal.
      Veo capitalismo (además de patriarcado): los reglamentaristas ponen de ejemplo a mujeres de la pequeña, la mediana y la alta burguesía que se prostituyen “por gusto” (¿). Cuando la realidad de la prostitución es que esas mujeres son una ínfima minoría, que la mayoría pertenece al proletariado y al lumpen-proletariado; y no les gusta nada su situación.
      El tema no es el sexo, el tema es la violencia. El problema no es que la mujer goce de su sexualidad y eso ultraje mi moralina victoriana, sino precisamente que no goza. Es otro el que goza ejerciendo violencia sobre ella..

      Emanuel Abínzano

      Eliminar
    2. Repito, hasta que se blanquee el tema moral no va a haber diálogo sincero. Con tu respuesta te estás haciendo el distraido acerca de ese tema.

      De tu respuesta no se deduce una moral victoriana, pero sí una moral que condena el uso comercial del sexo. Es una moral más "liberal" que la de la Iglesia, pero sigue siendo una moral que busca imponerse a cualquier costa, incluso pasando por encima de las reivindicaciones de las prostitutas que se organizan gremialmente y no quieren ser "salvadas" por iluminados.

      Por eso todo el tiempo los moralistas como vos mezclan la prostitución con trata de personas y violencia de género. Porque quieren pintar al discurso de ustedes de anti-patriarcal e incluso anti-capitalista.

      El mensaje de Jo Alea que copié antes sigue vigente, y ante eso vos desviaste la cuestión con que Holanda, Suecia, y la mar en coche.

      Danilo

      Eliminar
  16. Presentación de la Ley de Trabajo Sexual en Santiago del Estero
    http://www.ammar.org.ar/Presentacion-de-la-Ley-de-Trabajo.html

    Ya es anticipable el lobby de hipócritas que van a estar en contra, empezando por la Iglesia.

    ResponderEliminar
  17. http://www.ammar.org.ar/Presentacion-de-la-Ley-de-Trabajo.html

    ResponderEliminar
  18. Como los moralistas del abolicionismo unen fuerzas con los moralistas del prohibicionismo para estigmatizar a la prostitución y, por lo tanto, criminalizar/victimizar a las personas que la ejercen.

    http://noticias.ipesmujeres.org/2012/06/montse-neira-se-tiene-que-dejar-de-estigmatizar-a-las-personas-que-se-prostituyen/

    ResponderEliminar
  19. Modelo holandés
    Julie Bindel
    Soy inglesa, vivo en Londres y nosotros no hemos legalizado la prostitución. Muchos de nosotros somos de la opinión de que nunca debemos legalizar la prostitución, pero hay algunos otros que opinan justo lo contrario. No sé si estoy equivocada pero creo que hay un sindicato español que acaba de solicitar la legalización.
    El objetivo de mi conferencia es ir a las raíces de la prostitución y hablar sobre la realidad cotidiana que se da en los regímenes legalistas, especialmente en Holanda. Para empezar me gustaría que partiésemos de que ya tenemos un problema con la industria del sexo y la legalización no haría sino empeorar las cosas.
    Antes de empezar a hablar de Holanda me gustaría, brevemente, hacer una reseña de algunos factores destacables de un estudio que acabamos de finalizar sobre la prostitución no callejera en Londres. Nuestro régimen de control de la prostitución es ignorarla, cuando no es callejera, y perseguirla cuando es callejera siempre y simplemente porque hay quejas de los vecinos que no quieren ver prostitución en sus calles, en su comunidad. Luego hay poco que hacer con el sufrimiento de las mujeres pero sí con inconvenientes. El estudio incluía 730 pisos y plazas que vendían sexo en Londres. Tenemos que tener mente que estamos sólo ante la punta del iceberg porque muchos de los establecimientos donde se vende sexo están ahora escondidos por la influencia de la trata. No encontramos, por tanto, ante pisos y apartamentos privados más que casas de masajes, saunas u otros.
    Las mujeres de estos alrededor 700 establecimientos habían sido vendidas a locales con licencias de casas de masajes y saunas; no eran, por supuesto, casas de masajes ni saunas y las autoridades locales, el ayuntamiento les habían dado licencias sabiendo que es lo que estaba pasando. Encontramos entre 3.000 y 6.000 mujeres en estos lugares vendiendo sexo a lo largo de todo Londres. Hay entre 4 y 8 mujeres por establecimiento de media y descubrimos también que las mujeres eran traficadas a lo largo de todo Londres. En cada uno de estos locales había indicios de trata de mujeres. Encontramos 93 étnias diferentes, sólo un 19% de las mujeres era del Reino Unido. No quiero sugerir que cada una de esas mujeres haya sido víctima de la trata pero si que una gran número de ellas lo habían sido. Particularmente de países como Moldavia, países muy pobres donde las mujeres se encuentran fácilmente un día insertas en la industria del sexo.
    Un 33% de las mujeres que encontramos eran Europa del Este, 30% del Sudeste Asiático, 12% del oeste europeo y un 1% de África. Luego esto es, más o menos, lo que encontramos en la prostitución no callejera y el nuestro es un régimen que mira para otro lado en vez de legislar contra esto.
    La prostitución se ha convertido en un tema candente en el debate. No se llega a un acuerdo y no se sabe muy bien qué hacer, si asistir a las mujeres, si hacer más fácil la residencia... Y más recientemente hemos asistido a una campaña casi mundial de algunas organizaciones para legalizar la industria para hacerla más segura para las
    mujeres (al menos eso dicen) y para ayudar a la policía a erradicar la trata, un argumento muy persuasivo sino conoces el tema.

    ResponderEliminar
  20. ¿Cómo consideran ellos que vamos a lograr esto legalizando la prostitución? Primero tienes que separar completamente lo que es la trata para prostitución y la prostitución. De tal forma que su argumento se construye de la siguiente forma: si las mujeres son víctimas de trata, son forzadas, si son forzadas, es abuso, luego el forzamiento es algo malo. Las mujeres en el Reino Unido o en España si están en prostitución y no han sufrido trata debe ser por una elección libre. Todos y cada uno de los estudios realizados en la industria del sexo no aguantan este supuesto.
    Sabemos, por ejemplo, que muchas de las mujeres víctimas de trata consienten ir con los traficantes a un burdel en otro país. No eligen esto realmente porque no tienen más opciones y, por supuesto, siempre hay abuso. También sabemos que la mayoría de las mujeres locales en prostitución tienen un chulo y están forzadas. Luego se ve como una cosa cruza a la otra continuamente. Es imposible separar las dos cosas, trata y prostitución bajo un supuesto de forzamiento o no. Todas las mujeres en prostitución están allí porque no ha habido opción, por las circunstancias.
    Pero qué es lo que dicen las personas prolegalización. Que si dejamos más tiempo para la policía y que no tenga que vigilar la prostitución ordinaria, libre y elegida, contará con más tiempo para impedir la prostitución infantil y la trata, la parte más desagradable de la industria del sexo con la que te puedes topar. Pero así no funcionan las cosas.
    A muchos de vosotros os van a decir que Holanda es el mejor ejemplo de cómo la legalización mejora las cosas. Esto no ha sido así. Si le echamos un vistazo a la historia de los argumentos para legalizar la prostitución en Holanda, estos vienen de dos lados diferentes.
    Por un lado, están las mujeres que se definen a si mismas como feministas con el argumento de que las mujeres deben tener libertad para hacer con sus cuerpos lo que ellas quieran, un argumento muy parecido al usado para legalizar el aborto. Nadie está diciendo que el aborto sea algo bueno pero sí que son las mujeres las que deben decidir tener un aborto si las circunstancias lo hacen necesario. Resumiendo, el lobby pro legalización sostiene que nadie puede decirle a una mujer que no puede prostituirse y si se legaliza habrá protección para la mujer que no va a ser detenida ni criminalizada y puede trabajar en pisos, casas de masajes, saunas... donde va a ser seguro que no hay abusos y donde todos los requerimientos de higiene y seguridad se cumplen. Ella va a tener un mejor trabajo en mejores condiciones.
    Otro argumento es que las mujeres podrán así pagar impuestos, que serán así ciudadanas porque van a tener un salario, podrán comprar una casa, tener una cuenta bancaria... todas esas que cuando tú trabajas en el mercado negro o economía ilegal no puedes tener. Las mujeres podrían sindicalizarse de forma que si hay un problema en su lugar de trabajo van a su sindicato a resolverlo. De todos estos argumentos el que me realmente me enfada es el de los sindicatos porque pienso que el gran asunto al que se dedican los sindicatos en mi país es el acoso sexual a mujeres en el trabajo.

    ResponderEliminar
  21. Pero el
    trabajo de las mujeres en prostitución es ser acosadas sexualmente. Eso es por lo que son pagadas. ¿Cómo un sindicato puede unir las dos cosas? Pero de nuevo el argumento es persuasivo.
    El otro grupo que hizo campaña prolegalización de los burdeles en Holanda fue la policía para lo que sostenía que la industria se les había escapado de las manos. Empezaban a ver, ya en los 90, un aumento de la trata, sabían que se daba prostitución infantil y pronografía, sabían que muchas de las mujeres de la calle eran adictas a las drogas, eran abusadas, tenían proxenetas, eran forzadas... entonces, lógicamente, pensaron que si se legaliza podrían vigilar a las mujeres, protegerlas de que nada les pase.
    Lo que realmente ha pasado es que se legalizó el proxenetismo. No hay nada realmente que se haya hecho legal para las mujeres. Técnicamente sí, pero más a fondo vemos que sólo entre el 5 y 10% de las de 20.000 a 30.000 mujeres en prostitución en Holanda se han registrado como prostitutas, pagan impuestos. Hay por lo tanto entre un 90 y un 95% de las mujeres que no se han registrado y siguen trabajando ilegalmente. Luego no las han ayudado pero sí han ayudado a los proxenetas.
    Lo que sabemos hasta ahora sobre Holanda es que los proxenetas se han convertido en empresarios del sexo, los clientes son aún más respetados de lo que lo eran antes, las mujeres siguen sin pintar nada, la violencia no se ha reducido... y las actitudes públicas de los holandeses se han hecho más problemáticas porque, contrariamente a Suecia donde los niños crecen aprendiendo que la prostitución es abuso y es algo inaceptable como la esclavitud, los niños en Holanda están creciendo pensando que los cuerpos de las mujeres están allí para ser alquilados, para ser comprados, para meter cosas en su vagina, su ano y su boca, para penetrarlo, para masturbarse... Esa es la aptitud donde las mujeres se entienden como proveedoras de servicios.
    Existía la promesa de que con legalización el gobierno pondría mucho dinero para programas de alternativas, de forma que la mujer que quisiese salir de la prostitución pidiera hacerlo. No hay ningún programa de este tipo en Holanda en ningún sitio. Pero lo que creo el Gobierno es una institución únicamente para investigar la situación de la prostitución en Holanda y, sorprendentemente, ellos siempre descubren que es genial, que funciona, que está totalmente bien todo lo que hacen.
    El Gobierno también fundó un sindicato llamado Mercado Rojo. Sólo unas 100 mujeres han estado alguna vez afiliadas al sindicato de las 20.000 a 30.000 personas, mujeres mayoritariamente, que están en prostitución en Holanda. Y esas 100 son bailarinas exóticas, strippers y otro tipo de empleadas, ninguna de la calle, ni ninguna de los burdeles. Ninguna que puede hablar de la realidad de la prostitución.
    Luego no hay programas de apoyo, el proxenetismo es legal, las mujeres se mantienen mayormente en la ilegalidad, continúa la violencia y los abusos... pero habrá algo bueno si al menos consiguen reducir la trata. Recordemos el argumento acerca de este tema: si se legalizan los burdeles se podrán vigilar por la policía, por los ayuntamientos... Puedo pensar en un montón de razones por las que los proxenetas
    pueden estar interesados en permanecer en burdeles ilegales y seguro que los lectores también pueden. No tienes que pagar impuestos, ¿qué proxeneta quiere pagar impuestos? Puedes seguir comprando mujeres que son más complacientes que las mujeres locales. Pueden comprar niños... pueden hacer un montón de cosas mientras no tengan licencia. Pero lo que han descubierto es que incluso si tienen licencia también pueden hacerlas.

    ResponderEliminar
  22. (...) Y si es tan bueno trabajar en prostitución porque hay tantas mujeres en prostitución que se están yendo de Holanda a Dinamarca para ejercer.
    No hay ninguna evidencia de que la legalización haya acabado con el estigma que sufre la mujer. Por el contrario, hay una serie de pruebas en aumento de lo contrario. Si una mujer se registra como prostituta y va a un banco a pedir un crédito se lo niegan, si piden un seguro, se lo niegan, si dejan la prostitución y no hay muchas mujeres en Holanda que lo consigan, no pueden conseguir otro trabajo porque han sido prostitutas. Luego esto no ha ayudado a las mujeres para nada y lo que ha desestigmatizado es al proxenetismo y comprar sexo.
    Ahora me gustaría hacer un referencia a los vinculaciones con el crimen organizado. Otra de las razones que esgrimió la policía para decir que sería buena la legalización de los burdeles era que la mafia, que está involucrada en la prostitución en cualquier parte del mundo, rompería sus lazos con el negocio aquí porque no querían enfrentarse a una oficina de licencia y preguntarles si pueden abrir un burdel.
    A día de hoy continúan existiendo esos fuertes vínculos con el crimen organizado. La influencia de las drogas en Holanda está aumentando porque las mujeres siguen consumiendo. La zona de tolerancia en Ámsterdam fue cerrada hace dos años porque los proxenetas, tratantes y traficantes de drogas estaban trayendo a mujeres drogadictas a esta zona de tolerancia en la calle, en las zonas industriales. Posiblemente no se podrá romper nunca la unión entre coacción, abusos, ilegalidad y prostitución porque son estos los que quieren sacar dinero de las mujeres y abusan a las mujeres.
    También el centro de investigaciones creado por el Gobierno ha sido cerrado y el Gobierno está limitando los fondos disponibles para el sindicato. Luego el edificio se tambalea. Desde que se empezaron a hacer estudios sobre los efectos de la legalización la gente se está dando cuenta, aunque los propios holandeses y el lobby prolegalización no lo quieran reconocer, que su experimento social ha fallado: la trata ha aumentado, la prostitución y pornografía de menores ha aumentado, hay más ilegalidad y drogas, las zonas de tolerancia no funcionan porque no se puede desligar la prostitución callejera de la drogadicción... Luego ha resultado ser un absoluto desastre. La violencia contra las mujeres no ha disminuido y el uso de la prostitución ha crecido y se está normalizando cada vez más.
    En mi última visita a Holanda fue a la zona de tolerancia en Utrech, a media hora de Ámsterdam, y las mujeres están siendo llevadas a esta zona porque la de Ámsterdam y la de Rótterdam han sido cerradas. Lo que vi me dejó helada. Sí, puede beneficiar a las mujeres en prostitución porque la policía es muy simpática con ellas; hay una caseta abierta toda la noche donde pueden tomar té, comida;... hay unos vestuarios para cambiarse y ponerse la ropa de prostitución; tienen información y prevención de enfermedades de trasmisión sexual; pueden denunciar en el momento para cuando las mujeres son golpeadas, violadas o atacadas; pueden fumar, hablar las unas con las otras... Lo que están haciendo es que la prostitución sea, simplemente, más fácil.
    Nadie ayuda a estas mujeres ha salir de la prostitución. Nadie de los que están en esa caseta, que son trabajadores sociales, le ha dicho a alguna de las mujeres: puedes dejar la prostitución si tú quieres. Por qué ibas a necesitar un programa para apoyarlas a salir de un trabajo normal y ordinario. Quiero decir, yo no necesito un programa de apoyo para dejar de dar clases.

    ResponderEliminar
  23. Cuando una de estas mujeres está vendiendo sexo en una de estas heladas noches, en una de estas zonas de tolerancia o donde sea, examinadas por hombre tras hombre y tras hombre que pasa con su coche, a veces masturbándose, otras simplemente mirando el escaparate buscando a la mejor mujer que ellos puedan encontrar por ese precio, cuando entran en la caseta a hablar lo que van a decir es que este trabajo es como cualquier otro. No les dan la oportunidad para decir este no es mi novio, es mi chulo; no tienen la oportunidad de decir odio este trabajo, esto no es un trabajo para mi. Pero cuando yo entrevisto a estas mujeres todas dicen esto. Dicen que, por supuesto, este no es un trabajo como el tuyo o el de cualquier otro persona, es abuso, es horrible; pero, al menos, tienen un lugar donde entrar y estar calientes.
    Estuve hablando con un policía del lugar donde los hombres llevan a las mujeres ha tener sexo. Había 12 cubículos en los que se puede aparcar de forma que nadie te ve desde el otro lado y tener sexo con la mujer. Cuando estuve allí no estaba limpio, sólo estaba limpia la zona del policía. Los servicios municipales tienen que ir allí a limpiar y lo que yo vi era vomitivo. Había excrementos humanos, había cientos de artículos para limpiar el semen, pañuelos, condones a montones... Y le pregunté al policía si alguna mujer había sufrido abusos, si había habido alguna violación. “Oh, sí”, me contestó, “incluso estoy pensando en pintar los cubos de diferentes colores de forma que cuando una mujer sea violada pueda decir el color del cubículo en el que fue violada así no hace falta analizar tantos centenares de restos de semen diferentes para obtener el ADN”.
    Esto no es algo que yo quiera en mi país. Cuando se legaliza la prostitución lo que consigues es la normalización del abusos hacia mujeres y niños. La gente piensa que todo está bien, que no hay problema en abusar de mujeres y niños, en alquilarlos, en comprarlos, en venderlos... y tienes una sociedad que nunca podrá dar marcha atrás desde esta situación. Una vez que el Gobierno empiece a sacar beneficio de impuestos obtenidos del abuso de mujeres y niños, nunca van a dar marcha atrás. Llegados a este punto yo pido que ni siquiera penséis en la legalización: no va a ayudar a las mujeres, va a destrozar tu país, lo va a convertir en un destino del turismo sexual y lo que vais a hacer es legalizar la violación.

    ResponderEliminar
  24. AQUI TERMINO EL ARTICULO. SOLO PIDO ALGO DE TRANQUILIDAD PARA REFLEXIONAR SALUDOS
    Magdalena Maria

    ResponderEliminar